Aunque, en bastantes ocasiones se confunden ambas técnicas, existen diferencias entre el tatuaje y la micropigmentación.

En este artículo te mostramos en qué consisten…


Las diferencias básicas

No se trata del mismo procedimiento ya que no se usan las mismas tintas y también son diferentes los equipos utilizados.

Por otra parte, la duración de los resultados entre una y otra técnica difieren. Te lo mostramos continuación.


Las capas de nuestra piel…

Nuestro cuerpo está formado por 3 capas:

  • Epidermis, la más superficial y es la que está en contacto directo con el entorno. Tiene la función de proteger de agresiones externas directas. Es la capa donde se actúa al realizar la técnica de micropigmentación. Por lo tanto, al ser una piel que se renueva con mayor frecuencia, el diseño realizado mediante la Micro, se borrará con el paso del tiempo.
  • Dermis, ofrece elasticidad y resistencia gracias al colágeno.
  • Hipodermis, la capa más espesa y profunda, donde se almacena la grasa.

Diferencias entre el tatuaje y la micropigmentación

Aunque hay partes comunes y el resultado pueda parecer el mismo, existen diferentes, tales como:

  • Su duración: en el caso del tatuaje, el resultado es permanente, a diferencia de la micropigmentación que es semipermanente. Es posible que el tatuaje vaya perdiendo intensidad con el paso de los años (según se cuide y la zona corporal donde esté tatuado el diseño), pero nunca desaparecerá. En cambio, con la micropigmentación, el tratamiento puede durar de 2 a 4 años (por ej. en labios, cejas o areolas) o hasta 7 años como el caso del contorno de ojos.
  • Las capas de la piel: la tinta del tatuaje se deposita en la dermis. Es una técnica más “agresiva” pero, al hacerse en una capa más protegida, el resultado perdurará.
  • Las agujas: las del tatuaje profundizan hasta 2mm. por debajo de la piel. En cambio, con la micropigmentación, las agujas usadas suelen penetrar entre unos 0,2 y 0,5mm en la epidermis.
  • Los equipos: en el caso de la micropigmentación, el dermógrafo está especialmente diseñado para trabajar en zonas con piel más fina (labios, cejas, orejas, párpados…).
  • Las tintas: en ambas técnicas son diferentes. En ambos casos, son tintas muy testeadas e hipoalergénicas, pero están diseñadas para cada técnica específica.


Los resultados

Por todo lo citado anteriormente, el objetivo del tatuaje y micropigmentación es diferente.

En el primero, buscamos un efecto permanente que nos acompañe “hasta que la muerte nos separe”.

En el segundo, la micropigmentación, buscaremos retocar o decorar una parte de nuestro cuerpo de forma semipermanente. Es ideal para retocar nuestro rostro ya que, como este cambia con el paso de los años, podemos ir corrigiendo zonas sin correr el riesgo de realizar algo que, debido a estos cambios, pueda llegar a quedar “antiestético”.


Comentarios

¿Qué te parece este artículo?

Puedes dejar un comentario, duda u opinión al final de esta página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cool Tattoo SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Anuncios Destacados

Artículos Recientes

Comentarios recientes
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad